jueves, 30 de octubre de 2014

Kawai Purapura

.*

So, here I am again, trying to keep this blog up-to-date and translated to English so all the people I know can read me =) I know I have to translate the previous posts, I will, I promise =) So after being in lovely Wellington, I quit my waitressing job and travel back to same ol' Auckland, specifically to Albany to wwoof (http://www.wwoof.co.nz/). Where? In the amazing Kawai Purapura (http://www.kawaipurapura.co.nz/)... a yoga, holistic, spiritual retreat center. I worked at reception =)
So, why going back when I was in Wellington and the next rational destination was supposed to be South Island? Well, just because. I needed to center myself, too much was going on in my busy little head and I received a confirmation from this place (from now on called KP). And it was the perfect next destination. It helped me found the peace I needed, discover new things about myself and it even helped me see clearly what I wanted for the next stage of my journey. And the people! Oh, the people. Lovely human beings there, giving so much love, not asking anything in return. I will always keep them in my heart.
So, KP: yoga, meditation, full moon and new moon celebrations, loooots of potlucks, loooots of hugs and laughs and cuddles! I stayed there for almost two months and I don't regret a single day. So if you are around you should definitely wwoof there. Specially if you're feeling kinda lost =)
There are some interesting hiking tracks you can walk and some glow worms spots around the area!

*.

.* Acá estoy de nuevo, intentando mantener el blog actualizado y traducido al inglés porque sí, conocí mucha gente de otros países y es una buena forma de que sepan de mí =) Así que bueno, continúo con mi historia, después de estar en Wellington, renuncié a mi trabajo de mesera y volví al viejo Auckland, específicamente a Albany para hacer wwoofing (http://www.wwoof.co.nz/). ¿Dónde? En Kawai Purapura (http://www.kawaipurapura.co.nz/), un retiro holístico de yoga donde trabajé en la recepción. Entonces, ¿por qué subir otra vez si, estando en Wellington, el próximo coherente destino se suponía que tenía que ser la isla sur? Bueno, simplemente porque así se dió. Necesitaba volver a mi centro, había mucho dando vueltas en mi ocupada cabecita y recibí la confirmación de este lugar (de ahora en más, "KP"). Y fue el destino perfecto. Me ayudó a encontrar la paz que necesitaba, a descubrir cosas nuevas sobre mí y hasta me ayudó a ver con claridad lo que quería para la siguiente etapa de este viaje. ¡Y la gente! ¡La gente, por favor! Hermosos seres humanos, dando tanto amor sin pedir nada a cambio. Siempre estarán en mi corazón.
Asi que KP: yoga, meditación, celebraciones de luna nueva y llena, muchísimos potlucks*, muchísimos abrazos y risas y apapachos (pfff, ¿es esta una buena traducción de cuddle? sería como cucharear pero a un nivel solo amistoso, jajaja). Estuve viviendo ahí casi dos meses ¡y no me arrepiento de ningún día! Asi que si andás por la zona definitivamente KP es un lugar obligado. Especialmente si te sentís medio a la deriva. Hay muchos tracks para caminar y varios puntos para ver a los gusanos que brillan en la oscuridad.

*potluck: compartir una cena con mucha gente. Cada uno cocina un plato y se comparte todo. Excelente forma de descubrir nuevas comidas.
*.


My home... / Mi casa...

Wwoofer's lounge






1 comentario:

Luciano dijo...

¡Celes, locura! Geniales las fotos y todas tus aventuras. A ver si un día las ponés todas con más detalles en un libro. Los mejores deseos desde la ciudad de la furia. Rock on! Besos, Lu ;)